Concepción

Concepción viene del latín "conceptio", que se refiere a la acción y efecto de concebir.



Una pregunta ineludible de las que hacen los niños, como la que sigue en especial me la hizo uno de mis hijos en algún momento de su infancia, con el candor que caracteriza a los niños, y que nunca debiéramos perder.

¿Papá, cual fue el primer hombre que piso el planeta tierra?

Después de reflexionar por un tiempo y tomarle el peso a la pregunta, dejaré este texto para cuando lo quieras leer nuevamente, y te adelanto que no hay respuesta corta, pero sí varias propuestas. Antes de todo es importante tener claridad que cada individuo es libre de aceptar la propuesta que mejor le haga sentido y llene el vacío que puede generar esta cuestión. Mi verdad, es que no tengo una respuesta a firme, pero haré el intento de responder, y pienso que la respuesta amerita empezar del inicio, desde cuando no existía nada, ni espacio, ni tiempo. ¿te lo imaginas?, ¡ hazlo!... Para lo que trato de explicar no hay siquiera palabra que defina este concepto, la palabra nada es incapaz de describir qué había aquí antes del inicio de este universo en que existimos.

Según lo que informa la ciencia con datos duros, entiéndase rigurosos cálculos en función de la radiación cósmica más antigua captada por radiotelescopios y que nos llega desde el fondo del universo, entre otras referencias, se está de acuerdo por una mayoría que todo lo que conocemos como universo físico tuvo un origen, un principio, y que empezó de forma espontánea hace trece mil ochocientos millones de años. Se concluye entonces que fue una gran explosión que: Dio paso al espacio, a la materia, y en consecuencia al tiempo*.

En este punto tengo bastante margen para especular, y mejorar, porque entre t = 0, y t = 400 mil años nadie asegura lo que sucedió. A esta franja de tiempo se le conoce como la edad oscura. Empiezo: Lo que sigue es a escala astronómica. En t = 0, cuando ocurre "La Apertura", La Gran Explosión, además de generar espacio en forma isotrópica este evento lanzó partículas subatómicas en todas direcciones, las que por una fuerza -digamos por ahora gravitatoria- fueron formando átomos de hidrógeno, estos átomos que continuan, aún hoy, acelerados por el impulso de la Gran Explosión y arrastrados por el espacio que se expande al límite de la rapidez, empiezan a reunise masivamente por efecto de la atracción llegando a generar moléculas, luego calor, luz y fusión, la que de paso crea átomos de helio, y a masas incandescentes que conocemos como estrellas. Imagina... Las primeras estrellas formándose en la oscuridad absoluta, en el espacio recién formado, una tras otra encendiéndose y separadas por años luz.

Las estrellas son masas de hidrógeno que van desintegrándose por la presión y la alta temperatura, en este proceso se libera la energía que unió aquellas partículas primogénitas como: protones, neutrones, electrones y fotones -entre otras-, las que luego se mezclan y reordenan generando otros tipos de átomos estables, aparte del hidrógeno, tan variados como los que aparecen en la tabla periódica. Allí, en las estrellas esta el crisol donde se forjan gran parte de los elementos que conocemos y otros que probablemente aún no.

Las estrellas, por el efecto de la disipación de energía, finalmente empiezan alcanzar el equilibrio, se agotan las reacciones atómicas, empiezan a bajar su temperatura, colapsan, mueren en una gran explosión convirtiéndose en súper novas y expulsan al espacio todo su maravilloso contenido rico en variedades de nuevos elementos, entiéndase nuevos átomos, además de transformar todo lo que orbitaba a su alrededor.

Piensa que si eres capaz de juntar dos átomos de hidrógeno con un átomo de oxígeno creas una molécula de agua, y el agua es fundamental para la vida como la conoces. De esta forma a partir del hidrógeno y otros elementos esparcidos por estrellas moribundas se creó todo el mundo físico que puedes ver, tocar y oler, mezclando átomos que son nuestra materia prima. Pues bien, aquí tenemos la primera pista para formar una respuesta a la cuestión que nos convoca. Quién o lo que pueda, tenga el conocimiento y voluntad de crear(se), en este universo hay materia disponible.

Al día de hoy el universo sigue expandiéndose, ver Ley de Hubble, y siguen creándose millones de estrellas como nuestro sol, y muriendo como super novas, cada estrella por su génesis posee planetas orbitando alrededor de ella, unas más antiguas, otras más nuevas, la creación no se detiene en ningún momento.

Una ley muy conocida es la "Ley Lomonósov-Lavoisier" que dice: La materia no se crea ni se destruye, solo se transforma.

Y agrego otra pizca al cuento, que la vida es una historia de amor, de amor por la vida.


* Sin materia no tiene sentido el tiempo.


U2214042019.R0






U22 09022018 CCPChile - U00000004.6 08122018